Purrusalda vizcaína. Un gran plato para el día a día.

La elegancia de una buena patata en su justo punto de cocción y la sutileza del sabor del puerro bien caído en aceite de oliva virgen extra hacen de este plato una delicia para nuestro paladar. Si a esto le añadimos un bacalao excelente, que aporte el suficiente sabor y la untuosidad necesaria solo nos queda prender la cuchara y un trozo de pan y no parar hasta dejar el plato limpio y reluciente.

Ingredientes:
1 kg de patatas, 1 kg de puerros, ¼ kg de bacalao, 1 y ½ dl de aceite de oliva virgen extra (yo lo prefiero de aceituna arbequina)

Elaboración:

  1. Cortar el blanco de puerro en mirepoix.
  2. Pochar el puerro en aceite evitando que tome color. Adicionar las patatas cacheladas y rehogar muy ligeramente. Cubrir con agua fría y dejar cocer durante 15 minutos.
  3. Agregar el bacalao cortado en cuadrados de 5 cm y desespinado. A partir de este momento la cocción se realizará a fuego muy lento.
  4. Si las patatas son de buena calidad el caldo quedará ligado. Si no fuese así, sacaríamos 6 ó 7 trozos de patata y los majaríamos, incorporándolos de nuevo al guiso.
  5. Al final del todo rectificar si fuese necesario (cuidado con esta operación ya que el bacalao que utilizamos habrá sido desalado durante dos días pero nunca sabremos exactamente el punto exacto que habrá alcanzado).

Como ya llega el calor, este plato lo podemos convertir en una crema fina, triturándolo con la turmix y colándolo para degustarlo en frío como si de un gazpacho se tratara.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Queso Cabrales. Francis Egea 2016.

Falso risotto de sepia con gallo asado. Francis Egea 2016.

Foie mi cuit con higos a la plancha. Francis Egea 2016.