Rape con fresas asadas.


Una forma diferente de comer este pescado tan rico y apreciado.
La receta es tan fácil que la voy a explicar en dos líneas.
Cogéis unos buenos medallones de rape, los salpimentaís y los enharinaís. Freírlos a la gran fritura hasta conseguir que quede más o menos crujiente por fuera y muy jugoso por dentro.
Pasar por papel antigraso y a comer recién hecho.
Las fresas solamente van asadas con un poquito de sal, unas gotas de vinagre y un poquito de aceite de oliva virgen extra. Las debemos elaborar a mucha temperatura 220º C durante muy poco tiempo para que no se deshagan. Con cinco minutos será suficiente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Salsas básicas y derivadas. Francis Egea 2016.

Despiece de pollo de corral.

Papada crujiente al horno. Santi Santamaría, versión Francis Egea 2011.