Queso y frutos secos.

Tan fácil y rápido como coger de la nevera un cilindro de queso de cabra, untarse las manos con unas gotas de aceite de girasol y elaborar unas bolas pequeñas de dos centímetros de diámetro.
Después solo queda pasarlas por una mezcla de frutos secos picados muy finos y a pinchar en la brocheta.
Si queréis mejorar este bocado, acompañarlo de alguna mermelada natural no muy dulce o de algún chutney.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Salsas básicas y derivadas. Francis Egea 2016.

Despiece de pollo de corral.

Papada crujiente al horno. Santi Santamaría, versión Francis Egea 2011.