Rodaballo con mariscos.


















!Qué rico! Sobre todo si conseguimos un rodaballo salvaje. Es un pescado que se alimenta de crustáceos y de peces de roca, de ahí lo sabroso de sus carnes. Blancas y gelatinosas como ninguna otra, son un placer para nuestros sentidos.
Sí además, como se indica en la receta, se acompaña de unos buenos marisquitos y de un excelente vino Albariño, el plato será redondo.
Pues nada amigos, manos a la obra y a por él.
Si sois del pueblo, decirle a Luis que os prepare uno, que lo sabe hacer muy bien.

Ingredientes:
  1. 2 cebollas en brunoise
  2. 2 dientes de ajo picados fino
  3. 1 tomate en mirepoix fina
  4. 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  5. sal
  6. 1 pizca de pimentón picante
  7. 1 kg de rodaballo en supremas, sin piel ni espinas
  8. 8 vieiras limpias
  9. 12 almejas
  10. 20 cigalitas
  11. 2 dl de albariño.
Elaboración:
  1. Rehogar la cebolla y el ajo en aceite de oliva y a fuego medio durante 10 minutos. Añadir el tomate en daditos y rehogar otro par de minutos. Sazonar con sal y pimentón.
  2. Colocar la elaboración anterior en una placa de horno a modo de lecho. Sobre el mismo colocar el rodaballo, las almejas y las cigalitas. Mojar con el vino.
  3. Hornear 8-10 minutos a 180 º. (Debemos vigilar constantemente el punto del pescado. Este dependerá mucho del grosor que de la suprema.
  4. Servir recién hecho.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Salsas básicas y derivadas. Francis Egea 2016.

Despiece de pollo de corral.

Papada crujiente al horno. Santi Santamaría, versión Francis Egea 2011.